Entendemos nuestra responsabilidad social como una acción voluntaria, corporativa y transversal, que participa en todas las empresas y unidades del Grupo Rover Alcisa, en la medida que sus actividades se relacionan con nuestros grupos de interés, tanto internos como externos.

 

Es de esta forma que nuestra responsabilidad social marca los sistemas, métodos y formas de trabajo de todos nuestros empleados y empresas. Responde de la honestidad y honradez empresarial, fomenta la ética y la cultura del trabajo de calidad, procura el desarrollo y la mejora continua, promueve la innovación y la formación, vela porque nuestras actividades sean sostenibles y respetuosas con el entorno y la sociedad, asegura la igualdad de oportunidades, impone la seguridad en el trabajo, y promociona un buen clima laboral y la conciliación de la vida laboral y familiar.

 

La responsabilidad social es también la vía que el Grupo Rover Alcisa emplea para restituir a la sociedad y el entorno una parte de lo que ha recibido de ellos, reinvirtiendo parte de los beneficios en servicios de interés público, y patrocinando iniciativas medioambientales, deportivas y culturales.

 

Entre las acciones externas que llevamos a cabo, puede destacarse las ayudas a comedores sociales y centros de acogida, el patrocinio de actividades deportivas benéficas, los convenios con otras fundaciones o asociaciones con fin social, los convenios de formación, y otras muchas más de índole altruista, que se gestionan a través de la Fundación Rover Alcisa.

 

Entre las acciones internas, destacan las campañas anuales de becas para empleados y sus familiares, el establecimiento de horarios flexibles, y la puesta a disposición de los empleados de bicicletas corporativas para que puedan desplazarse en este medio ecológico. También destaca el gran impulso a la formación de nuestros empleados: el año pasado 956 alumnos recibieron 17.238 horas de formación especializada.

45 47 46
1
Pinterest
FaLang translation system by Faboba